Eva del barrio

Escrito por ernestoyagon 03-06-2014 en piedra. Comentarios (0)


El primer material que tuve a mano fue la madera. La madera está en todas partes y necesitas herramientas muy básicas. Empecé siendo casi un adolescente fui descubriendo que me gustaba y que se me daba bien, entonces enderecé camino a la cerámica.

Necesitaría entonces un poco mas de infraestructura pero la generosidad de una tía abuela que tuvo a bien mantenerse soltera y si descendencia me dio espacio vital y distancia de mis padres que veían con escepticismo el futuro laboral de un escultor.

La cerámica me acompañó durante años, muchos años, el mismo material, pero diferentes formatos y conceptos. Con la cerámica aprendí a ser escultor, aprendí a trabajar y a modificar los medios para conseguir levantar una pieza.

La piedra siempre me había tentado y había ido haciendo cosas pequeñas, pero necesitaba crecer. La piedra es muy sacrificada pero también muy generosa.

Con ella es con lo que más he sufrido y si no hubiese tenido la experiencia ganada vértebra a vértebra de todo mi trabajo con los materiales y herramientas no hubiese podido sostener sobre mis hombros el peso de esculpirla.

Por ultimo el bronce, pero de ese hablaremos otro día.